marzo 29, 2010

ANA MARIA PEDRONI, LA RESPUESTA DEL AFECTO Y LA HONESTIDAD.

1 comentario:

Voluntarios dijo...

Estimadas y estimados amigos:

Comparto con todas y todos el artículo que redacté como tributo a la amistad y cariño que Ana María nos prodigó el cual aparecerá mañana miércoles en la edición de Nuestro Diario, esperando que resuma mi visión y la de ustedes de "La Che" como cariñosamente la conocimos en vida.

Mario Recinos Lima
Comunicación para el Desarrollo
cel. 41607645 marelima5@yahoo.es


La Che Pedroni

El mejor homenaje para Ana María debe ser la difusión de sus estudios, ideas y recuerdos de aquí y su natal Argentina.

Este domingo 28 de marzo a las 10:22 horas exhaló su último suspiro a los 80 años, Ana María Pedroni, argentina de nacimiento, pero guatemalteca en todo el sentido de la palabra. La Che como se le conoció en diversos ámbitos culturales, académicos y en pro de la educación nacional, era la cuarta hija del poeta José Pedroni, de quien heredó su sencillez, humanismo, claridad fraterna, honestidad y vitalismo de su propio mundo cotidiano.

Sincera y optimista se ganaba el aprecio de todos por su carácter, su reflexiva conversación, pero sobre todo por su conocimiento del mundo de las letras y las imágenes. Estudió Lengua y Literatura Inglesa y se especializó en Fonética en la Universidad Nacional de La Plata, luego se graduó en Ciencias de la Comunicación en la USAC, en donde fue forjadora de varias generaciones. Su vida la dedicó a la docencia, la poesía, el periodismo, la escritura y la fotografía.

La recuerdo con frescura, cuando en su afán de publicar su libro “Semiología: un acercamiento didáctico”, solicitó mi opinión para incluir algunas ideas en el prefacio del mismo. También cuando en una nota desde Argentina, me decía que el chiste de la rana y el príncipe azul, que le había compartido meses atrás, estaba causando sensación en Buenos Aires y en Esperanza, Santa Fe, su ciudad natal. Dado su aporte al estudio de la comunicación se merece un digno homenaje de la USAC mediante la difusión de sus ideas que se plasmaron en varios libros, pues su faceta de escritora la llevó a indagar en el tema de semiótica, como también en sus raíces argentinas.

En un mensaje enviado por sus hijos, se hace saber que fiel al dictado de sus deseos, será cremada, y el martes 6 de abril de 11am a 11pm, sus cenizas estarán en la residencia de sus sueños y utopías (Villas de la Meseta, Km. 33.5, carretera a Antigua Guatemala, sector 4, casa No. 1-25), rodeada de sus fotos, cuadros, libros, versos, recetas de cocina y secretos de amor, para todos los que lo deseen rememorarla y evocar con alegría.

Ana María fue intensa y amiga de verdad, considero que la frase de Mario Lago resume ese espíritu que la acompañó por siempre: “Hice un acuerdo de coexistencia pacífica con el tiempo: ni él me persigue, ni yo huyo de él, un día nos encontraremos”.

Mi abrazo fraternal para Dante, Sergio, Mayra, Ileana, Lorena, Emiliano, el Guichis y Elena, así como a todos aquellos que la llevaremos en el recuerdo y la memoria.